Los tiempos con un bebé –

Es un poco incómodo cuando tienes que explicarle a personas que no tienen hijos ciertas situaciones de tu vida diaria que para ellos podrían ser de fácil resolución, pero para una madre con su bebé a cuestas se convierten en una maraña de complicaciones…

Lo que más me altera es cuando me piden determinar un horario o me preguntan cuánto tiempo me va a tomar llegar a tal lado, haciéndome responsable por la realización o no de tal asunto, ya que depende de mí puntualidad… No tienen idea de que todo en mi vida depende de una personita capas de modificar todo mi día perfectamente planeado en un simple segundo!

Cuantas veces he perdido micros por atrasarme 10 minutos cambiando al bebé que se c#*ó hasta la cabeza justito antes de salir…

Cuantas veces no he podido salir a hacer eso que tanto deseaba porque él está con cólicos y no para de llorar…

Cuantas veces no solo se ensució él a último momento, sino que también me ensució toda a mi al hacerle upa, y al carrito…

Bueno, las que son madres ya me estarán entendiendo. La vida de una mujer cambia cuando se convierte en mamá, los tiempos son otros y los imprevistos toman mayor protagonismo. Los cambios de planes a último momento se vuelven más comunes que antes, y eso de salir ya mismo sin previo aviso también se vuelve más complicado… porque si el peque se acaba de dormir no lo voy a despertar para salir corriendo a resolver asuntos menos importantes…

En definitiva, mis tiempos y prioridades han cambiado en este último año, y no todas mis amistades lo pueden comprender lamentablemente…

Las que si me entienden y realmente me apoyan en todas estas nuevas cuestiones de maternidad son las mamachas con las que comparto las rondas de mamás cada semana, no se qué haría sin ellas -por eso les dedicaré un post entero próximamente…

Hoy a sido un día raro, con una situación fuera de mis manos que me hizo sentir un poco culpable al mismo tiempo que estresada, para colmo no me estuve sintiendo nada bien esta semana (intento de anginas en mi garganta), pero ya me siento mucho más relajada ahora que lo pude escribir y ya voy terminando el dia con Leoncito 💜

Muchas gracias por leerme y hasta la próxima entrada! Bye!

Anuncios

Hola CUCO

Bueno, trataré de escribir mientras espero que León termine de gastar sus energías y quiera dormir.

Ayer hizo mucho calor, así que fué un verdadero sábado de flojera.

Fuimos al pueblo a tomar un heladito y yo decidí que era hora de comenzar a enfrentar mi más mayor miedo paralizante (??) – salir con el cochecito del bebé –

Si, me cuesta muchísimo salir con el carrito cuando tengo que viajar sola en el micro. Él solo pensar en las miradas de odio y desagrado que me lanzan los choferes cuando ven que tienen que levantarse a ayudarme a guardar el carro ya me da escalofríos.

Ya sé que es su obligación, y que no me tiene que afectar en nada, pero todavía me hiere el corazoncito…La verdad es que tengo un problemita para pedir y recibir ayuda.

En fin, decidí salir con carro porque hacía mucho calor y así estaríamos más cómodos ambos… Como dicen por ahí:

Nada puede malir sal

Si, hubo algunas miradas poco agradables, del chofer y de algún que otro pasajero, pero yo enfrenté mi miedo y es lo único que importa! Y claro que valió la pena, el paseo fue mas genial que nunca.

Final: feliz!

Por cierto, voy tres días de mi propio desafío (llamado “Desafío Simpson”), dibujando una frase de Los Simpson por día. Quisiera hacerlo por un mes, ya veré si puedo…

Saluditos!

A lo hecho, PECHO!

Hoy me he despertado particularmente emprendedora. Pasé la noche pensando en el diseño de mis nuevas etiquetas para la cosmética y preguntándome si sería bueno modificar la identidad que estuve creando el último mes (desde el lanzamiento). Replantearme las etiquetas me hizo replantear algunos packagins – osea envases – ya que encontré unos muy bonitos y no muy usados aquí donde vivo…

Todo esto me llevó a recordar mi faceta como diseñadora gráfica, que había guardado en un cajón aquel día que decidí dejar la gran ciudad para vivir en el monte.

Y sabés qué?? Recordé que me encanta diseñar, dibujar y pintar!! Amo las tipografías, las ilustraciones y todo ese mundo de infinitas posibilidades gráficas 🎆♥

Así que sin arrepentimientos por tanto tiempo de ideas dispersas y no concretadas, he decidido hacer con mi tiempo lo que mas me gusta mientras acompaño el crecimiento de mi pequeño, y sorteando las dificultades lo mejor posible.

No sé cómo saldrá todo, pero trataré de combinar mis hobbies personales con mi negocio de cosmética y la etapa de lactancia de mi bebé.

“Me siento positiva” diría en FB

Hoy me bañé.

Si, hoy me bañé.

Me bañé durante muchos largos minutos, con una música relajante, y me miré al espejo hasta que se empañó totalmente.

No pude hacerme mi no-rutina de limpieza facial, ni depilarme, era demasiado lujo ya…pero bañarme después de #*? días fue una bendición.

Y si, es que bañarse en estos días de bebé intenso, estando sola se hace un poco complicado. Tal vez es un problemita mío nomás que no me animo a meterme a la ducha y dejar al peque solito, o tal vez les pasa a todas las mamás del mundo… Como sea prefiero hacerlo rapidísimo cuando alguien me lo mira y así evitar mi muerte en la ducha tratando de salir corriendo al primer grito suyo y enredándome en la cortina de baño -no me digas que nunca te lo imaginaste tan dramático –

En fin, hoy fué un día agotador, de responsabilidades, trámites y decisiones, pero gracias a Dios existe un alguien que me da una mano y me cuida al bebi para que yo pueda bañarme tranquila.

Mi deseo es que todas tengamos a alguien que nos contenga y nos ayude en ese momento difícil, cuando parece que vamos a explotar.

Gracias, gracias, gracias.

Bienvenida yo!

Muy bienvenida yo nuevamente al mundo del blog! Luego de un largo e intenso día de mamá – hoy fué uno de esos en que nada funciona para calmar gases – puedo relajarme, instalar la app en el celu, y editar el blog desde la cama, quietita muuy quietita así no despierto al León.

En esta noche ventosa previa al eclipse lunar, me presento y te cuento 7 cosas de mí para que me vayas conociendo.

  1. Me gusta mucho el número siete (4+3)
  2. Vivo en el mejor lugar del mundo
  3. Tengo un bebé fuego de seis meses que nació en casa
  4. Soy mamá, artesana, publicista, peluquera canina, ama de casa, microemprendedora, y varias cosas más…
  5. Todos los días uso una o más frases de Los Simpson (pronto sale el Desafío Simpson! )
  6. Me fascina la astrología, el esoterismo y las ciencias ocultas
  7. No como animales hace unos 10 años

Creo que esto es suficiente por hoy, no quisiera ir demasiado rápido en esta nueva relación (?) Además tengo que aprovechar para dormir…

“Cuando el bebé duerme, la mamá duerme…”

Así que hasta la próxima escapadita que me pueda hacer! Saluditos!